5 puertorriqueños que hicieron historia a su manera

Por: Michael S. Torres | Libros787.com

La tierra puertorriqueña lleva varios siglos produciendo académicos, activistas, artistas y políticos que han marcado nuestra isla de formas que algunas veces se nos olvida. A través de sus palabras y acciones, estas personas crearon movimientos y arte que aún afecta el pensar puertorriqueño, ya sea en lo político o lo cultural. También cambiaron el parecer de sus pares para luchar contra injusticias. Aunque hayan nacido en nuestra isla o fuera de ella, cada uno ha añadido un poco más de sazón al caldero que es Puerto Rico.

1) Francisco M. Susoni Abreu (Hatillo, 1875 – 1954)

Francisco M. Susoni Abreu

Susoni fue parte del primer Senado puertorriqueño que se formó en el 1917, representando al pueblo de Arecibo. En los 40, fue senador de parte del Partido Popular Democrático (PPD), y presidio como presidente del mismo. Durante ese tiempo fue Presidente de la Cámara de Representantes. Luego, dado a diferencias con el liderato del PPD, abandonó el puesto e hizo campaña para gobernación como candidato del Partido Independentista de Puerto Rico (PIP) en el 1948. Dicho partido fue fundado en el 1946, ya que por mucho tiempo el estado de coloniaje creaba obstáculos para este tipo de movimiento político. Como bien sabemos, las elecciones del 48’ fueron ganadas por Luis Muñoz Marín del PPD.

Libro: El espejo de la ruptura: Vida política del Doctor Francisco M. Susoni

2) Marta Romero (Ponce, 1927 – 2013)

marta romero

Debutó su carrera artística en la radio puertorriqueña. Romero se destacó en la televisión, el teatro y las películas de la era dorada del cine puertorriqueño y mejicano. Fue estrella en 25 novelas, incluyendo La Divina Infiel (1962) y Pueblo Chico (1975), la cual fue su última. En el teatro, fue protagonista de la obra escrita por Gerard Paul Marín En el principio la noche era serena (1960). Y también formó parte de una de las primeras películas puertorriqueñas Maruja (1959).

Luego de retirarse, se involucró en la fe cristiana; llegó a ser secerdotiza. Romero continuó sus cantos, pero esta vez en alabanza. La ciudad de Ponce en el 1975 la conmemoró el Día Mundial de Ponce ese año. 

Libro: Yo quiero que me olviden: La historia de Marta Romero

3) Arturo Alfonso Schomburg (Santurce, 1874 – 1938)

Arturo Alfonso Schomburg

Fue un historiador de ascendencia africana y alemana. Schomburg concentró sus esfuerzos en crear consciencia sobre las contribuciones sociales afrolatinas y afroamericanas; especialmente durante el Renacimiento de Harlem (c. 1920). Luego de que una maestra le dijera que los negros no tenían historia, decidió probarle lo contrario documentando todo tipo información escrita u oral sobre la historia africana y la diáspora. Viajó a Nueva York, donde se integró a la diáspora; y al sufrir discrimen, decidió ser parte del Comité Revolucionario Puertorriqueño abogando la independencia para Puerto Rico y Cuba.

Schomburg fue co-fundador de The Negro Society for Historical Research (1911), para contrarrestar los estudios racistas hechos por la academia. Luego, en el 1926, Ernestine Rose compró toda la literatura que había escrito para fundar una colección bajo el nombre Schomburg, donde él fue curador por 2 años (1931-1932). El nombre de colección eventualmente cambió por su nombre completo, The Arthur Schomburg Collection of Negro Literature and Art. Esta colección se puede encontrar en 135th Street Branch, Harlem, New York City.

Libro: Arturo Alfonso Schomburg: Su trabajo cultural en el Caribe

4) Juana Colón (Comerío, 1886 – 1967)

Juana Colón

Nació en una plantación de café, hija de padres exesclavos. Tuvo que hacerse su vida limpiando y planchando ropa. A pesar de su analfabetismo, pudo hacerse consciente de las diferencias de clase y raza que ocurrían en su pueblo natal de Comerío. Influyeron en ella las ideas socialistas y anarquistas de la época, y decidió organizarse con los trabajadores en contra de las empresas tabaqueras americanas; reclamando mejores condiciones de trabajo y sueldos justos. Por sus esfuerzos, en especial el papel que jugó en la protesta tabaquera de abril 1919, la llamaron la Juana de Arco de Comerío. También formó parte del Partido Socialista Liberal de Puerto Rico, donde continuó su lucha por los derechos de la mujer y de los trabajadores. La única escuela superior de Comerío lleva su nombre, y se creó un centro de mujeres llamado The Juana Colón House

Libro: Juana Colón y la lucha de la mujer obrera

5) Pedro Gerónimo Goyco (Mayagüez, 1808 – 1890)

Pedro Gerónimo Goyco

De padre albano/veneciano, su nombre supone ser escrito Goicovich. Goyco fue orador, doctor, político y periodista. Defendió los derechos de los esclavos y luchó por su libertad. Para el 1866, fungiendo como presidente de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, Goyco continuó abogando por la libertad de los esclavos, lo cual le consiguió estricta vigilancia de los líderes españoles. En el 67’ Goyco tuvo que fugarse a Venezuela bajo órdenes de Ramón Emeterio Betances y otros abolicionistas, ya que el gobernador español de la época, José María Marchessi y Oleaga, ordenó su destierro. En el 68’ regresó como consecuencia del Grito de Lares, y fue arrestado. Al poco tiempo fue dejado en libertad ya que no se le probó los cargos de conspiración.

Para continuar su lucha, fundó el primer partido político de Puerto Rico, el Partido Liberal Reformista (1870). Y en el 71’ fue electo Diputado Provincial, donde se destacó por sus ideas progresistas y liberales. El resto de sus actividades se concentraron en el periodismo, donde constantemente fustigaba al gobierno por sus injusticias hacia los esclavos.

Libro: Mayagüez: Temas de su historia y geografía
Artículo anterior José Rabelo nos habla de su último libro "2063 y otras distopías"
Artículo siguiente Prohibido olvidar: Dos linchamientos en el Cerro Maravilla

Deja tu comentario

Todo comentario deberá ser aprobado antes de ser publicado.

* Campos requeridos