8 de marzo: ¡No nos felicites, únete!

Por: Rosimar Cruz Vias | Libros787.com

El 8 de marzo se conmemora, alrededor del mundo, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, lo que lleva a muchos y muchas a "celebrar" un día que no es sinónimo de celebración sino de una lucha que lleva décadas y décadas, protagonizada por colectivos dedicados a la búsqueda de una mejor sociedad, derechos, justicia e igualdad.

A través de la historia han surgido varios movimientos y sucesos que han dado paso a una lucha feminista constante: lucha por la igualdad, derechos y justicia dentro de distintas esferas, tanto del país como del mundo: política, social, económica, etc.

Ha sido un misterio cuál suceso histórico fue el que sentó las bases para comenzar a conmemorar este día, pues hay varios que han marcado la historia de la lucha de la mujer y mujeres por sus derechos en varias partes del mundo. Dos de los más mencionados son los siguientes:

1. La iniciativa de Clara Zetkin, quien siendo parte de las socialistas estadounidenses, solicitó en el 1910 en el la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en Copenhague que se reconociera el Día Internacional de la Mujer. 

2. La huelga del 8 de marzo de 1908 donde murieron calcinadas más de 130 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York, en un incendio provocado por las bombas incendiarías que les lanzaron ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las malas condiciones de trabajo que padecían. 

A pesar de no tener certeza de cuál fue el que lo inició, el 8 de marzo se ha convertido en un día histórico donde conmemoramos a todas aquellas mujeres que, a través de la historia, han aportado e iniciado este movimiento. El 8 de marzo nos paramos, nos unimos y luchamos en contra de las injusticias del estado, por la igualdad, por la inclusión y diversidad, por la autonomía de nuestros cuerpos, nuestros derechos, por un país y un mundo feminista.

Es un día para que suelten el "Feliz Día de la Mujer" y se unan a la lucha, porque no será un "feliz día para la mujer" mientras sigan registrándose casos de violencia de género, mientras nos sigan matando, mientras el estado pisotee los derechos de todas y todos. 

No basta publicar fotos de "10 mujeres importantes" en los medios o de enviar cadenas de mensajes felicitando a las mujeres que conoces. Este día no es de celebración, es de lucha. Este 8 de marzo no nos felicites, ¡únete!

Clic aquí para ver colección de autoras puertorriqueñas

Artículo anterior A 82 años de la Masacre de Ponce
Artículo siguiente Los libros con portadas "feas" no venden

Deja tu comentario

Todo comentario deberá ser aprobado antes de ser publicado.

* Campos requeridos