Las obras de Julia

Por: Rosimar Cruz Vias | Libros787.com

Julia de Burgos, una de las poetas puertorriqueñas más reconocidas, celebraría su nacimiento el pasado 17 de febrero, pero aún después de su fallecimiento, el natalicio de la carolinense sigue siendo motivo de celebración para todas las personas que disfrutaron, y continúan disfrutando, de sus obras.

Su capacidad de reflejar los problemas de la mujer, el romanticismo y la naturaleza son algunos de los elementos que la posicionaron como una de las poetas más importantes de la isla, y que han hecho que muchos autores y autoras la hagan protagonista e inspiración de sus escritos.

Aquí una lista de las obras de Julia, de su autoría como de otros, que están disponibles en Libros787.com:

1. Julia de Burgos y la tradición de poesía erótica feminista en Puerto Rico

                           

Ver libro

En este libro de Nannette Portalatín Rivera se elabora un cuidadoso trabajo crítico a partir del cual se entrelaza la interpretación de los textos de Julia de Burgos, Vanessa Droz y Olga Nolla con las coyunturas históricas en las cuales las mujeres, en Puerto Rico, se han enfrentado a la desigualdad y la invisibilidad. El lenguaje poético, el simbolismo y la construcción de los sujetos constituyen los ejes a partir de los cuales se estudia la experiencia erótica y su representación en la poesía. Uno de los muchos méritos de este libro radica en su capacidad de recorrer un trecho amplio de la historia literaria puertorriqueña para leer y valorar no solamente la articulación del erotismo en cada una de estas tres poetas, sino también lo que se entrega desde la poesía --en el sentido amplio de la palabra "tradición"-- a lo largo de un devenir histórico. 

2. Por la ruta de Julia de Burgos: Prácticas de las destrezas de la lengua

Ver libro

Este libro amplía el mapa de la ruta que recorre Julia de Burgos a través de su escritura. Partimos de una premisa fundamental: su escritura revela un proceso que destila organización, coherencia y la subjetividad de un yo auténtico, comprometido y responsable frente al que lee o escucha. Reflexionando en su poesía, sus artículos periodísticos y sus cartas, el cuaderno propone modelos, como rutas a seguir, para practicar las destrezas de hablar, escuchar, leer y escribir en nuestra lengua materna. La celebración de su centenario se nos muestra propicio para iniciar en los salones donde se encuentra la juventud de nuestro país, una conversación, no solo sobre las ideas, preocupaciones, reflexiones e interpretaciones de Julia, sino un estudio, que bien podría ser una lección magistral, del oficio de escribir.

3. Hablan sobre Julia: Reflexiones en su centenario

Ver libro

Julia de Burgos acudiría al homenaje que es este libro. Esta singular propuesta radica en recordarnos a Julia en espacios distintos, con referentes novedosos o menos relacionados a viva voz con la poeta. Me refiero, por ejemplo, a la reflexión afectiva e inteligente sobre la conversión en pieza de música urbana, interpretada por Bullk y Kati Dada, del poema “Somos puños cerrados” o a la consideración del oficio de una traductora al comentar su proceso y sus criterios cuando emprendió la tarea de “regalar” la poesía de Julia a las personas que hablan italiano. Quienes lean este libro, conocerán más de una Julia urbana que vivió intensamente la pluralidad de las ciudades a través de sus escritos periodísticos en Nueva York o con su mirada al espacio del arrabal urbano en San Juan. Julia también vendría a este homenaje porque convoca en espacio de igualdad tanto a infaltables e irreemplazables lectores/as de su obra como a inteligentes y promisorios/as lectores/as jóvenes.

4. Cartas a consuelo

Ver libro

"Más que acumular imprecisiones de un anecdotario, procuro apuntar a la desproporción entre lo poco que se sabe de la vida y obra de Burgos, y el lugar fijo que ocupa en el imaginario popular puertorriqueño. Las conversaciones con Consuelo sin duda desestabilizarán un poco esas coordenadas invariables que marcan todo lo tocante a la poeta. Podría decirse, como de la poesía, que cada carta dice mucho más de lo que dice, que cada frase o cada anécdota no vale por lo que denota sino por sus ecos, sus resonancias. Y es que este no es un texto de cierre. Lejos de suturar el sentido de una época o de una circunstancia determinada, las cartas de Julia de Burgos a su hermana Consuelo abren surcos, siembran vacíos que invitan al lector a agregar, especular e investigar aquello que sin decirse se dice".

5. Obra Poética de Julia de Burgos

Ver libro

La muerte no ha tocado a Julia de Burgos y a cien años de su natalicio hemos visto cómo sus versos no han abandonado nunca nuestros espacios culturales. Continúan ahí invencibles, más vigentes que nunca, labrados con fuego en el centro de nuestro espíritu, acechando todas nuestras tranquilidades. Julia de Burgos continúa hoy más viva y más indispensable que nunca con su poesía escrita desde el corazón del mundo.

6. Cartas viajeras: Julia de Burgos & Clarice Lispector

Ver libro

De manera destacada, este libro de Griselle Merced Hernández se integra a una serie de textos de las últimas décadas, tanto en la crítica literaria como en la historiografía, en los cuales la carta se ha convertido en objeto de estudio privilegiado. Esta obra trata sobre la correspondencia afectiva entre hermanas renueva la bibliografía que se ha generado sobre Julia de Burgos y la relaciona con el epistolario de Clarice Lispector, una de las grandes narradoras del siglo XX en América Latina. Además de elaborar un lúcida interpretación de los modos en que se construyen la subjetividad y la intimidad en la escritura epistolar -atravesadas ambas por los discursos sociales de la época- se articula aquí una mirada innovadora en torno a la obra y la figura de Julia de Burgos: como habitante e intérprete de las ciudades en las cuales vivió y escribió, así como sobre sus lecturas, sus relaciones íntimas y su cotidianidad. Riguroso en su análisis y exposición, este libro es también un espacio de reconocimiento de la complejidad de la obra de Julia de Burgos y Clarice Lispector.

7. Julia de Burgos en Santo Domingo

Ver libro

Julia de Burgos nunca pisó suelo dominicano, pero su existencia estuvo profundamente entrelazada con el hermano pueblo caribeño al que le unió su militancia en la lucha antitrujillista y su amistad con dos personalidades cumbres de la República Dominicana, el profesor Juan Bosch y el doctor Juan Isidro Jimenes.

 

Artículo anterior A 49 años del asesinato de la estudiante Antonia Martínez
Artículo siguiente 6 libros para regalar en San Valentín

Deja tu comentario

Todo comentario deberá ser aprobado antes de ser publicado.

* Campos requeridos

x