Lolita y yo: Memorias de un patriota

$19.99

Este libro describe hechos históricos pertinentes al movimiento independentista de Puerto Rico que nunca han sido publicados. También contiene 100 fotografías y imágenes históricas, incluyendo varias de la colección privada de autor. Esta autobiografía es una compilación de los escritos y notas de Pedro Avilés Vargas, quién fue Vice-Presidente de la Junta Nacionalista de Nueva York y luego Secretario General de Partido Nacionalista de Puerto Rico. Trata sobre su vida desde niño campesino en Rincón, Puerto Rico, su emigración económica a Nueva York, donde conoció a Lolita Torresola, y de su eventual regreso a Puerto Rico. El autor relata como llegó a creer en el Nacionalismo Puertorriqueño y sobre su participación en el Partido Nacionalista en Nueva York y Puerto Rico. Carmen Dolores Otero Cruz, conocida como Lolita, nació y vivió en Mayagüez, Puerto Rico. Estudió brevemente en la Universidad de Puerto Rico y luego fue a vivir y a trabajar a Nueva York, donde conoció a Griselio Torresola. En el 1950, al caer Griselio durante el ataque a Blair House en Washington, Lolita quedó viuda con una hija en infancia y un hijo en su vientre. Fue arrestada y encarcelada junto a Rosa Collazo. En el 1954, luego del ataque al Congreso Americano, Lolita Torresola fue arrestada, enjuiciada y encarcelada. En la prisión federal de Alderson, West Virginia, se encontró con Lolita Lebrón, Blanca Canales y Rosa Collazo. Al cumplir su sentencia, se reunió con sus hijos y se casó con Pedro Avilés Vargas, residiendo en El Barrio de Nueva York, hasta su regreso a Puerto Rico para reorganizar al Partido Nacionalista y continuar la lucha por la Independencia de Puerto Rico. Lolita murió en el 1992. Pedro Avilés Vargas nació y vivió en Rincón, Puerto Rico. Luego fue a vivir y trabajar a Nueva York, donde se unió a la Junta de Nueva York del Partido Nacionalista de Puerto Rico. Junto a Julio Pinto Gandía, Lolita Torresola y otros, estuvo envuelto en actividades que culminaron con el ataque al Congreso Americano. Fue enjuiciado y encarcelado, junto a un grupo de otros Nacionalistas, en la prisión federal de Danbury, Connecticut. Al regresar a Puerto Rico, Pedro asistió en la reorganización de Partido Nacionalista para continuar la lucha por la Independencia de Puerto Rico. Pedro murió en el 2001, dejando sus escritos para ser publicados a no menos de diez años después de su muerte.

Año: 2012 | Páginas: 266

Publicación Independiente