Desde la sala de espera de mi viejo pastor: Convirtiendo el aguijón en arado

$12.99

No murió del todo; el corazón de mi viejo pastor sigue latiendo en estas líneas. Dicen que cada libro es un hijo de papel y tinta que el autor alumbra. Si eso es cierto, y yo creo que lo es, la llegada de Lunes con mi viejo pastor fue un parto muy duro. Las contracciones produjeron tal dolor que sentí que me rompía, pero las alegrías que luego me ha reportado hacen que cada momento de angustia valiera, sin duda, la pena.

Año: 2017 | Páginas: 192

Grupo Nelson