1898 - Muere la esperanza

$10.00

1898 - Muere la esperanza es el “episodio del medio”, la bisagra sobre la que se desdobla la trágica historia del espía. Alfonso Ruiz Bassen parece haberse acomodado muy fácilmente a los discretos placeres de la vida burguesa en Ponce. De cualquier manera, su relación con la familia de Luis Muñoz y Amalia Marín no puede ser más estrecha. La Isla se encuentra bloqueada por la Armada yanki. Escasean los víveres. La autoridad de España sobre la población se erosiona de día a día. Los resentimientos acumulados por siglos de opresión, y por los eventos sociales recientes de desplazamiento de los campesinos de la montaña de sus pequeñas fincas, apropiadas por una clase emergente de hacendados cafetaleros, hacen erupción en serios episodios violentos de revancha. En uno de ellos perece don Vicente Bosque. Alfonso se ve arrastrado por el mismo ciclo de violencia, y termina gravemente maltrecho en su casona de Ponce. Milagros de la Esperanza, que llevaba un embarazo difícil, no resiste los golpes emocionales seguidos por la muerte de su padre y la gravedad de su marido, y fallece durante un parto doloroso. Le nace un hijo varón a Alfonso. Durante la gravedad del espía español, otro espía, esta vez de la inteligencia militar yanki, desembarca por Ponce y recolecta inteligencia sobre la geografía del litoral sureño, así como de las actitudes prevalecientes en la población local. Los rumores de otro bombardeo a San Juan, precediendo una invasión por Fajardo, son cada vez más insistentes. La socialidad del Ejército de España, que desconfía de las motivaciones del espía español y resiente la impunidad de sus actos, aprovecha la confusión del momento para arrastrarlo de su lecho de recuperación y lanzarlo en una mazmorra del Castillo San Felipe del Morro. Unos días más tarde, comienza la invasión yanki de la Isla por la bahía de Guánica.

Páginas: 42

Editorial El Antillano