Sobre el hombre y otros sistemas del colapso

$15.00

En medio de un país al que no le quedan cimientos [“Mientras todo colapsa, miro desde el balcón”: Karla Cristina Torres], la autora reconoce su propia vulnerabilidad. Y reconocerla es remover el terreno en el cual planta semillas de futuro. Porque la voz poética, contrario al país, se construye una casa hecha de palabras y -dentro- protege lo más importante… a sí misma, sus silencios, sus relaciones y su verdad. Allí -custodiada de todo lo externo, que sigue su curso de hundimiento e implosión- la voz poética observa los colapsos, repasa las rutinas, remueve el polvo y espera paciente a que le madure la nueva piel. Es una mujer que, sabiéndose vulnerable, no se destruye. Sabia, acude a la raíz, a los mantras, a lo orgánico para recuperarse a sí misma y regresar más fuerte. Al igual que la loba de Pinkola Estés, nuestra voz poética se reconstruye, empluma y -en poco tiempo- está presta para alzar vuelo.

Sin embargo, este poemario es un sutil conjuro de optimismo. Aunque parecería que el entorno está lleno de objetos inservibles o fragmentos, si se les mira bien, se identifican piezas claves para la subsistencia y la permanencia. La lectura de la poesía se transforma en acordes que invitan a cuidar: cuidar lo frágil, lo que rompe con el canon, lo que cuestiona la realidad externa así como la interna. También, invita a cuidar las relaciones que nos sostienen en medio de los colapsos.

-Extracto del escrito de Eunice Castro Camacho para la presentación de este libro.

Año: 2022 | Páginas: 22

Publicación Independiente

Customer Reviews

Be the first to write a review
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)