Día número diez, otro más para la historia

Por: Rosimar Cruz Vías | Libros787.com

A eso de las siete de la mañana comenzaron a conglomerarse decenas de boricas en las afueras del Coliseo Hiram Bithorn, decenas que se convirtieron en un millón de puertorriqueñas y puertorriqueños unidos en el décimo día de manifestación, exigiendo la renuncia inmediata del gobernador Ricardo Rosselló. 

Personas de todos los pueblos de la isla, y hasta de distintos países alrededor del mundo, han dicho presente para lo que se ha convertido en una lucha histórica, capaz de trascender ideologías partidistas y hasta religiosas. 

Foto por: Sky Lens Media 

Desde el sábado 13 de julio, las calles se han abarrotado de reclamos y protestas, demostrando el poder que tiene el pueblo, y más cuando se utilizan distintas disciplinas y talentos para hacer un llamado. 

Han sido días en donde la creatividad, el humor y el talento han servido de base para reflejar el sentir sobre toda la crisis que atraviesa el país. Desde bailes, música y cacerolazos, hasta disfrazes, yoga y dibujos, así los boricuas han llevado sus reclamos a todos los rincones del mundo. 

Horas de caminar bajo el sol, de cantar consignas hasta perder la voz, de luchas y reclamos, pero siempre con la determinación de continuar hasta el final, pues no importa cuantos días más haya que estar bajo el sol o en las calles, el boricua no se quita, y este es solo el comienzo de un pueblo despierto... 

Día número diez, otro más para la historia:

 

 

Artículo anterior La herencia taína desde la barbacoa

Deja tu comentario

Todo comentario deberá ser aprobado antes de ser publicado.

* Campos requeridos