Tres novelas históricas puertorriqueñas para viajar en el tiempo

Por: Kristine Drowne | Libros787.com

Si te gusta la historia, pero los hechos aislados sin contextualización, ni dramatización, te aburren o hacen que te distraigas; la novela histórica te ayuda a entender y captar de manera entretenida los hechos.

A su vez, las novelas históricas que te presentamos a continuación son puertorriqueñas, así que mientras leas estos textos quizás te enteres de muchos sucesos de la historia de nuestro país que no sabías.

1) Entretelas por Roxanna Matienzo Cintrón

La novela trata del gobierno de Roberto Sánchez Vilella y de muchos personajes importantes de la época, como Jeannette Ramos Buonomo, Luis Muñoz Marín, Jaime Benítez Rexach y otros. Se centra y les da vuelta a los chismes políticos de la época, reconstruyendo lo que pudo haber pasado o lo que efecto pasó. Los chismes van desde la riña de Luis Muñoz Marín con Roberto Sánchez Villela, la pugna de poder entre ellos por el Partido Popular Democrático, el que Muñoz Marín no dejara a Sánchez Villela hacer su gobernar, hasta la vida personal de Sánchez Villela. En cuanto a la vida personal, expone cómo pudieron ser las circunstancias para que Sánchez Villela dejara a su esposa y finalmente se casara con su ayudante de gabinete, Jeannette Ramos Buonomo. Todos estos acontecimientos son percibidos y relatados desde el personaje principal, una mujer llamada Lucía, que se encuentra en una batalla interna sobre quién es, quién quiere ser y las circunstancias a su alrededor. Este personaje al final tiene un despertar, sobre la política, el género, las construcciones sociales y la época en la cual vive. La novela sin duda alguna, te captará la atención desde la página 1, y te ayuda a entrelazar y entender la vida de Sánchez Villela; de quien poco se habla y poco se sabe; su vida pasó como un recuerdo oscuro que debe ser desapercibido.

2) Tiempos Revueltos por Vionette G. Negretti

La novela se sitúa en la preparación, la acción y el desenlace de la Insurrección Nacionalista de 1950 de Albizu Campos. Por medio de la narración de los personajes históricos de la época, hila la historia de cada uno, sus conexiones, vidas, vicisitudes que pasaron al declararle la guerra al imperialismo norteamericano. De una forma muy detallada, se narran las reuniones antes de la revuelta, cómo afectó la vida personal de Lolita Lebrón, Blanca Canales, Rafael Cancel y Albizu Campos. No obstante, sus personales principales son Delia Rivera y Elio Torresola, pareja y partícipes de la insurrección. La autora por medio de la pasión, el amor a la patria, el valor y el sacrificio, relata cómo fueron esos cuatro días en que se mantuvo la República de Puerto Rico en Jayuya. Un hecho en donde reinó la incertidumbre no tan solo del país sino de la vida de todos aquellos involucrados y de cómo se enfrentarían al nuevo futuro.

3) Isla Cerrera por Manuel Meléndez Ballester

Es la historia idílica de un conquistador que llega a Puerto Rico. Basado en la conquista y colonización de nuestro país, “Un día llegaron en grandes canoas, cambiamos nuestros nombres…todo fue un engaño. Nos robaron las tierras y nos esclavizaron. Protestamos y nos atropellaron…La situación de Puerto Rico es desastrosa”. El personaje principal, deja su país, España atrás para entonces lanzarse a la aventura que fue venir en barco a las Américas como dueños y señores. Dentro de su convencimiento de colonización siente pena por los esclavos, los aborígenes y quiere ayudarlos ensenarles a leer, escribir y la fe. Así el autor expone otra doble colonización y la percepción que tenían los colonizadores, de que los que había, los inferiores, los africanos, todos eran unos infelices. Luego de un tiempo, Ricardo el personaje principal tiene que abandonar la isla por un flechazo en una pierna para curarse ¿de la herida o de su ambición?

Artículo anterior 10 datos curiosos sobre la Editorial UPR

Deja tu comentario

Todo comentario deberá ser aprobado antes de ser publicado.

* Campos requeridos