Cuesta de los judíos número 8

$15.00
Siempre le dijeron que los niños nacían «por el sobaco», que los Reyes Magos no vendrían si dejaba de creer en ellos y que si le tiraba piedras a los lagartijos de día, éstos le sacarían los ojos de noche, cuando durmiera. Después llegó el primer televisor al vecindario y, más tarde, los enamoramientos «a lo adivino». En esta memoria novelada, y con una minuciosa ambientación y un poder de observación extraordinario, Hiram Sánchez Martínez, narrador excepcional, nos hace partícipes del mundo que avanzaba a su alrededor en uno de nuestros pueblos de los años 50.
x