La Central Lafayette: Riqueza, desarrollo y política en el sureste de Puerto Rico

$23.99

El 20 de junio de 1853 los hermanos corsos – franceses Cruciano y José Fantauzzi fundan la Sociedad Mercantil y Agrícola Fantauzzi Hermanos. Más tarde se unieron dos hermanos más (Gerónimo y Francisco). Esta sociedad adquiere la Hacienda Cuatro Calles. De esta compra surge la Central Lafayette, una central de mediana capacidad. Para 1935 tenía una capacidad de molienda de 1,700 toneladas diarias. La misma se incrementó hasta alcanzar las 3,700 en 1953 pero disminuyo a 3,600 para 1964. Para 1910, los Fantauzzi controlaban 3,600 cuerdas, las cuales incrementaron hasta 6,900 para 1924. Después de San Ciprián (1932) la central fue reconstruida en acero y cemento.  En el año 1936 fue adquirida por la Administración de Reconstrucción de Puerto Rico por 4.8 millones y esta agencia federal la vendió posteriormente a los prestatarios quienes fundaron La Asociación Azucarera Cooperativa Lafayette hasta que es adquirida por la Administración de Terrenos en el año 1973. El mayor molino existente en Puerto Rico lo poseía la Central Lafayette. El 26 de mayo de 1973 cerró operaciones la central. Fue una de las primeras centrales en tener teléfono y telégrafo. Contaba además, con un moderno hospital construido en 1940.En 1941 se construyó una planta a alcohol Butílico para aprovechar las mieles de la central. En 1947 la chimenea de acero fue sustituida por una de cemento. Esta fue demolida tras los danos ocasionados por los últimos huracanes.

Año: 2014 | Páginas: 301

Publicación Independiente